2012(e)ko UZTAILA(r)en 12

Salud e innovación centrada en el usuario

En las últimas dos semanas hemos asistido a dos jornadas sobre temas relacionados con la salud: “Innovation and Design Thinking in Health, Healthcare and Wellness”, organizada por el Social Innovation Park y O+Berri, y “Salud 2.0 Euskadi”, organizada también por O+Berri, el Instituto Vasco de Innovación Sanitaria.

Ha sido una buena oportunidad de acercarnos a conceptos, entidades e iniciativas interesantes en este campo, y creemos que todo lo aprendido nos será muy útil de cara a los proyectos que estamos desarrollando en el ámbito sociosanitario. Es muy difícil resumir casi 6 días de ponencias en unas pocas frases, pero estas son algunas de las conclusiones con las que nos quedamos:

Algo está cambiando. Los términos sanidad y salud empiezan a aparecer cada vez más asociados a innovación abierta y design thinking; se habla de sanidad líquida, de empoderamiento… Emergen comunidades (online y offline) de pacientes, y las y los profesionales ya están en twitter, facebook, youtube, los juegos serios…

– Todo parece indicar que vamos hacia un modelo (más) centrado en la persona usuaria. El personal médico ya no es el eje en torno al cual gira todo el sistema sanitario. La colaboración entre médicos y otros profesionales se percibe como algo imprescindible, y se presta mayor atención a las necesidades y demandas de la ciudadanía.

– El envejecimiento y el aumento de la cronicidad plantean nuevos desafíos al sistema sociosanitario, que tiene que hacer frente a una demanda creciente, con unos recursos limitados. La presión es aún mayor debido al contexto de crisis económica. Se impone la necesidad de hacer más con menos, y de medir los resultados de cada acción.

Las TICs y la web 2.0 son un complemento adecuado para aportar mayor valor, a pesar de la escasez de recursos. Destacan los vídeos con información sobre salud y consejos, las redes y grupos online para compartir conocimientos y apoyarse ante una enfermedad… pero estas herramientas también se pueden utilizar para la capacitación profesional y la investigación.

– Las oportunidades son muy numerosas, pero hay barreras que están frenando la innovación en el sector sociosanitario. La actitud del personal sanitario y de los cargos directivos de la administración es una de ellas. No sólo el desconocimiento de las herramientas disponibles frena el avance, también está el miedo a “perder poder”.

– De la misma manera, la actitud de las propias personas usuarias es otra barrera destacable. Acostumbradas a ser tratadas como “pacientes”, la mayoría aún no han dado el paso de vivir su relación con el sistema sociosanitario de forma activa y participativa. Hay mucho camino por recorrer hasta alcanzar su “empoderamiento”.

– En definitiva, la innovación centrada en la persona usuaria tiene en el ámbito sociosanitario un campo muy amplio, con muchísimas posibilidades. Es además un entorno enormemente atractivo, por la forma en que (antes o después, en mayor o menor medida) nos afecta a todos y todas, y es determinante para nuestro bienestar.

Comments ( 0 )

    Leave A Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *