2016(e)ko MARTXOA(r)en 15

Compartiendo experiencias sobre innovación centrada en la ciudadanía

encuentro bilbao

El pasado miércoles, 9 de marzo, estuvimos en Bilbao participando en una visita de aprendizaje de la iniciativa europea en torno a innovación social SIMPACT, gracias a la invitación de Innobasque.

Los integrantes del proyecto escogieron Euskadi como destino por ser una región especialmente avanzada, y tuvieron ocasión de conocer distintos proyectos en este ámbito, entre otros el Plan de Innovación Pública (PIP) del Gobierno Vasco, la estrategia de Osakidetza para una salud centrada en el paciente o la evaluación participativa de la Ley Vasca de Igualdad. En nuestro caso, presentamos el proyecto de rediseño de la Ayuda a Familias del Gobierno Vasco incorporando la perspectiva ciudadana.

El encuentro fue una buena ocasión para compartir experiencias sobre un tema, la innovación centrada en la ciudadanía, que nos apasiona y en el que llevamos ya varios años trabajando. Aquí dejamos algunas ideas que nos trajimos de vuelta, preguntas generales que estuvieron muy presentes en la conversación, y sobre las que no tenemos respuestas tajantes:

esquema mindlab

  • ¿En qué ámbitos se puede innovar? Las posibilidades para innovar en el sector público son muy amplias, como bien refleja este esquema del Mindlab. A la hora de centar un proyecto, es muy importante decidir si se va a poner el foco en la forma de funcionar, en el servicio, en sus resultados, o en el propio concepto de democracia.
  • ¿Qué es eso del Design Thinking? En la jornada nos preguntaron mucho por el Design Thinking, quizás desde una visión no muy favorable. Como hemos dicho tantas veces, para nosotros no es más que una etiqueta para referirse a una forma interesante de abordar la innovación: holística, centrada en las personas, basada en la prueba-error…
  • ¿Desde el sistema o desde fuera? Ambas formas de abordar la innovación centrada en la ciudadanía tienen ventajas e inconvenientes. El trabajo con agentes externos suele ser más ágil, pero tiende a reducirse a proyectos puntuales, sin continuidad. Trabajar desde dentro permite un cambio sostenible, pero suele requerir más esfuerzo.
  • ¿Qué hacemos con las resistencias? Abordar proyectos de innovación en el sector público puede resultar complicado: la carga de tareas de las personas implicadas y la forma en que se mide su desempeño, entre otros factores, pueden llevarles a percibir estos proyectos como una amenaza. Hay que conseguir que pasen de enemigos a aliados.
  • ¿Y cómo lograr aliados? La formación es imprescindible. Nos referimos no sólo conocer métodos y técnicas de fácil implementación, sino especialmente a entender la actitud detrás de esta aproximación. Esto implica desarrollar la empatía hacia las personas usuarias, buscar soluciones fuera del marco habitual, crear redes con el entorno…
Comments ( 0 )

    Leave A Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *